El fin del mundo, fin de la melancolía

melancolía: Tendencia a la tristeza permanente:

Ya son muchos años…tantos que hago memoria y me sorprendo a mi mismo.

Veo por la ventana como llamas de fuego caen a la tierra, destrozando todo a su paso. Las personas huyen de este castigo, se refugian. Pero el fin de la existencia es inevitable. Al fin y al cabo hoy es el fin del mundo.

No obstante todos sabemos que a pesar del azufre, de los cadáveres y de los gritos, mañana saldremos por lo viejo con la motivación de siempre a beber birritas y cubatas como si no hubiera domingo. Así son los fines del mundo, relajados, algo que tiene que pasar de vez en cuando.

Llevo ya varios meses con la idea en la cabeza. Si que hay un mundo que va muriendo, que llega a su fin. Leo los primeros posts de “La Melancolía del pene ejecutor”. Allá en 2006 cuando empecé a escribir mis cosas. Cuantos momentos han pasado, cuantas historias. Leo la evolución a través de los meses…la vida que ha ocurrido.

Ya era hora de que el mundo terminara. Estaba bastante jodido a mi entender el mundo. Lleno de avaricias, tramposos, dinero, injusticias y suciedad. De vez en cuando una limpieza no esta nada mal.

Hace algún tiempo, cuando fui a vivir con David, un día estabamos muy emporrados en casa y comentamos que el mundo necesitaba una catastrofe. Algo que hiciera que los humanos levantarán la cabeza. Diezmar a un alto porcentaje de la población, no se, un maremoto bestial, un apocalipsis zombie. Lo necesario para que las personas se sintieran pocas, solas y confundidas. Eso volvería a dar valor a sus acciones. Se valorarían a si mismos y merecería la pena ser humano.

Hace mucho tiempo tuve un sueño. Era un mundo en el que las convicciones de los individuos no podían cambiar. Yo giraba sobre mi mismo, sobrecogido por el poder de aquel mundo, confuso. Por desgracia desperté, aquí, en el mundo real.

He tomado una decisión. Voy a dejar durante unos meses el blog, y no se si continuaré después de esos meses. Voy a cambiar la página web, recoger todos los escritos y aunarlos por historias. Crearé un diario y un par de libros de historias. Los leeré, y lo más probable es que me emocione leyendo algunos relatos pasados. Finalizaré las historias, pero ya por mi cuenta, no escribiéndolas aquí. Y cuando esten terminadas, os las daré. Habrá una última publicación más, cuando todo este preparado para daroslo.

Y todo esto es porque hoy es el fin del mundo. Se acabó la melancolía. Hay que vivir. Si no fuera el fin del mundo puede que la cosa cambiaría, pero cuando llega el final hay que tomar decisiones, sin lamentarse de lo que pasó. Justo lo contrario, alegrandosé porque ha pasado.

Hoy, como especial “Fin del mundo”, he publicado varios posts. Aquí teneis el desglose de ellos.
2012
El inicio de todo (VideoBlog)
Historias de la Luz – Capítulo Final – Astucia
Historias de Oscuridad – III – Sentimientos encontrados y enfrentados
Historias de Oscuridad – IV – Fin de las Historias de Oscuridad – Luz

Un pensamiento en “El fin del mundo, fin de la melancolía

  1. Pingback: Aquí no ha pasado nada | El rincón de Hettar&Hatta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *